Facebook Twitter Pinterest Instagram RSS

Viste tu mesa para el verano

22.07.15

Para desayunar, comer, merendar, cenar… en verano cualquier momento es bueno para tener invitados y sorprenderlos con la decoración de nuestra mesa. Elige el estilo que más se adapte a ti, presta atención a los detalles, prepara un rico menú, y ¡no querrán irse!

A continuación verás que no es necesario invertir mucho dinero para sorprender a tus invitados con una buena decoración de la mesa. Eso sí, hay que tener muy en cuenta cada elemento: escoge una vajilla bonita, el mantel adecuado, coloca cómodos cojines, prepara la iluminación, centros de flores…

A continuación os mostramos 7 ejemplos que os servirán de inspiración para coger ideas y aplicarlas en vuestras mesas.

 

1. Decoración rústica y natural

Esta opción es la ideal si tienes una terraza o un jardín. Viste la mesa con un mantel de fibras naturales, como el algodón o el lino. Coloca troncos, ramas o algunas plantas silvestres, sin miedo a que no quede un centro floral perfecto, esa es la gracia de la “naturalidad”. Combina los tonos verdes y los tonos tierras, son los que mejor funcionan en este caso.  

2. Blancos y colores suaves

El blanco es el color de la pureza, de la frescura, de la paz, de la tranquilidad… Si quieres transmitir estas sensaciones en tu mesa, opta por una mantelería y una vajilla en tonos blancos. Te recomendamos que las flores y el resto de complementos sean también en tonos blancos y colores muy claros, para dar coherencia a todo el conjunto.

3. Multicolor

Los colores transmiten alegría, y ahora en verano, una mesa colorida es éxito seguro entre tus invitados. Combina colores tanto en platos como en vasos y copas. No tengas miedo a combinar distintas vajillas, en este caso se busca dinamismo y espontaneidad, por lo que no temas hacer mezclas de colores, formas y texturas. Para no saturar, recomendamos una base neutra que rebaje la intensidad del conjunto.

4. Apuesta por un único color

Esta es una opción intermedia entre las dos anteriores, y sin duda la mejor opción para una decoración más formal. Elige el color que te apetezca (según el momento del día, tus gustos personales, tu estado de ánimo, la época del año o segun lo que tengas en ese momento por casa) y decora la mesa con elementos de ese color en distintas tonalidades. También puedes combinar dos o más colores que se complementen para romper la monotonía de un único color.

5. Flores

No sabemos que tienen las flores, pero es algo obligado en una bonita mesa. Si no puedes conseguir flores naturales, no te preocupes, escoge textiles con estampados florales o vajillas alegres y originales con flores como protagonistas.

6. Inspiración mediterránea

Si vives cerca del mar, este estilo es ideal para exteriores, bien en tu terraza, o bien en un picnic en la arena, a la orilla de mar. No es de extrañar que con la vinculación al mar y al aire libre, predominen en este caso el blanco y el azul, y en muchas ocasiones, las rayas también son un acierto. Como complementos a la decoración puedes utilizar elementos marinos: conchas, estrellas de mar, jarrones con arena para colocar las velas...

7. Romántica

El rosa claro y el blanco serán los protagonistas de este estilo de mesas. Accesorios delicados y femeninos, combinados con centros de flores y elementos vintage, harán de esta mesa la más especial para compartir entre dos.

* vía



¿Te ha gustado este post?     ¡Compártelo!    
    ¡Gracias!



Tus comentarios alegran el blog   : )



elena alcón, arquitecta y diseñadora de interiores


blog sobre arquitectura,
interiorismo y decoración,

diseño al alcance de todos